Picasso Responsive

    Olga Koklova, la única mujer (oficial) de Picasso.
    Yo soy Olga Koklova, la sobrina del Zar –dijo, y se abrió el escote. Estaba frente a Pablo Ruiz Picasso en uno de los camerinos del teatro mientras ensayaba el ballet de Diaghilev-Jean Cocteau, en 1917 le había presentado a Picasso.
    El ballet era conocido en Europa y los Estados Unidos, como un original ejemplo de modernidad y Olga Koklova era una de las bailarinas cuando el grupo había actuado en Roma.

    Image:Olga Koklova, la única mujer (oficial) de Picasso.

    La hermosa rusa se presentaba como una mujer de la nobleza e hija de un general ruso. Bella, ambiciosa, empecinada, melancólica –como la mayor parte de los rusos–, desprejuiciada, frágil, intransigente, elegante y sensual como un felino, le puso el ojo al pintor malagueño que en ese año ya era famoso y rico. La hermosura, la distinción y la determinación de Olga hicieron que Picasso olvidara rápidamente a sus ocasionales amantes como Irene Lagut, Fernande Olivier, Eva Gouel, Elvire Palladinin, Emilienne Pâquette, Silvette Davil y, muy especialmente a You-You, la mulata de la Martinica; todas las mujeres que habían amado a Picasso, lo habían atendido y habían mitigado su soledad. Para conseguir lo que quería, Olga no dudó en abandonar la compañía para empezar a convivir con el artista, y juntos viajan a Madrid y a Barcelona.

    Olga y Picasso contrajeron matrimonio el día 12 de julio de 1918 en la Iglesia Ortodoxa Rusa de París. Fueron testigos de la boda Max Jacob, Jean Cocteau y el poeta Apollinaire que eran sus mejores amigos. Se dice que Max Jacob le hizo un comentario a Apollinaire, según el cual los rusos creían que el primero de los cónyuges que pisara la alfombra después de dar las tres vueltas al altar, dominará al otro. Cuando Apollinaire se dio cuenta de lo que había hecho Olga se horrorizó, pero ya era demasiado tarde para advertirle a Pablo.

     Mujeres de Picasso  0 Comments November 24th, 2008